lunes, marzo 20, 2006

Las noches son una de las pocas cosas que hemos dejado sin nombre. Hoy fue lunes, mañana será martes, y mientras tanto sólo es de noche. –

Todos los niños se preguntan alguna vez quién le puso nombre a las cosas. A los catorce años yo le pregunté a mi madre en la mesa de la cocina quién fue el que le puso taza a las tazas. No recuerdo bien la respuesta, pero creo que no lo sabía; en cualquier caso yo nunca lo he tenido claro. Ahora sé algo más sobre ese hombre: que dormía bien. (He llamado a mi madre para contárselo, y mi madre ha llamado a mi hermana, porque al parecer preguntó lo mismo a los dieciséis.)

3 Comments:

Blogger nadsat diu...

no solo dormia bien...sino q' tb tenia la forma perfecta de nombrar el artefacto donde podia tomar el te^^

22 marzo, 2006 00:58  
Blogger a------------ diu...

100 años de soledad

22 marzo, 2006 05:12  
Blogger Dama Satán diu...

Veintebajocero, pega tu blogg, chera'a...saludos desde Asunción para vos

22 marzo, 2006 23:58  

Publicar un comentario

<< Home