jueves, abril 05, 2007

- Me da vergüenza decirlo, pero debo disculparme por ser tan mala compañía. No sabe cómo me angustia quedarme callado y sentir cómo pasan los minutos, como si estuviera malhumorado o a disgusto. Pero no sé mantener una conversación, nunca se me ocurre qué decir, puedo estar media hora buscando una frase, y cuando encuentro una ya ha pasado el momento de decirla, o es inadecuada. Y si hay un diálogo en marcha, siempre se interrumpe por mi culpa. Lo que me derrota es ese trabajo de encontrar otra frase después de haber encontrado una, y después otra más. Es algo que no se termina nunca. Cada frase es un tema distinto, en realidad, y la verdad es que no sé de dónde siguen sacando temas los buenos conversadores.

(César Aira, El mago)

5 Comments:

Blogger Jaime diu...

He estado dos o tres veces a punto de comprarme ese libro y al final lo he acabado dejando en la estantería.

Ahora veo que tendría que habérmelo llevado el primer día.

05 abril, 2007 16:50  
Anonymous vico diu...

Es muy curioso. Desde hace un tiempo salgo de la librería con uno de bolsillo de césar aira.

06 abril, 2007 17:30  
Anonymous simpulso diu...

He leído muy malas críticas de ese libro. Demasiado corto, sin sustancia, pero tu mutilación del mismo gusta-me.

08 abril, 2007 17:55  
Blogger Miss Missing diu...

¿Tan importante es mantener una conversación?

08 abril, 2007 20:47  
Anonymous v diu...

Seguramente tienen razón las críticas... si fuera más largo se haría aburrido por la poca sustancia.

09 abril, 2007 21:20  

Publicar un comentario

<< Home