jueves, septiembre 10, 2009

¡No renuncie a nada!

Me apetece algo dulce, de chocolate y crema. Con caramelo por encima. Aunque, ahora que lo pienso, ante un estofado de ternera, con una salsa densa para mojar pan y patatas, quién se resiste. O un gazpacho. Tan fresco, con trozos de pan y pepino… ¿Pero cómo combino todos esos apeteceres? ¡Pues con civilización! La cultura europea hace siglos que fomenta el consumo de primer plato, segundo plato y postre. Qué acumulación de sabiduría. Lástima que la civilización no haya sabido ordenar con el mismo acierto muchos otros ámbitos de la vida. Primer plato, segundo plato y postre.

6 Comments:

Anonymous YUYUY diu...

A mí me gusta mezclar los sabores, un poquito de salado con una probadita de dulcesito. Me gusta la comparación que haces con la vida, aunque tampoco en esto sea tan ordenada.
Saludos, muy lindo tu blog.

14 septiembre, 2009 02:41  
Blogger Marta Simonet diu...

Lástima que la civilización tenga desorden alimenticio,lástima.


Un placer encontrarme con este blog.

26 septiembre, 2009 13:57  
OpenID jordim diu...

orden? hay algo ordenado?..

06 octubre, 2009 01:29  
Blogger Pauu diu...

pues yo el gazpacho me lo tomo de postre. No me gusta seguir el orden

11 octubre, 2009 18:02  
Blogger Señor Posmópolis diu...

pienso en la digestión, pero prefiero pensar en la apropiación y el goce d todos esos sabores.

16 octubre, 2009 05:15  
Blogger Annapolis diu...

lo fácil que es decirlo y lo difícil que resulta ordenar un simple día... porqué me cuesta tanto?

03 noviembre, 2009 00:53  

Publicar un comentario

<< Home